0 users and 335 guests online

Fauna

(1 vote, average 5.00 out of 5)

amazonasCuando remendamos la estricta observancia de un espíritu conservacionista en la explotación de recursos forestales, debemos repetirlo aún con mayor énfasis cuando se trate de la fauna. Esta fauna todavía muy numerosa, ha sido diezmada en forma criminal en lo que a algunas especies se refiere. Han sido perseguidos con verdadera saña, por lo valioso de su piel: caimanes, babas, tigres, cunaguaros, cuchicuchis, perros de agua; por sus apetecidas carnes: chigüires, lapas, dantas, báquiros, venados, picures y hasta cachicamos; Esta amenaza también la han sufrido las aves de vistoso plumaje o bello canto para comerciar con ellos.

Entre los mamíferos anotamos los más bellos, los felinos como el puma o el león (Felis concolor), el tigre mariposo (Felis concolor), el tire mariposo (Felis onza), y el pinta menuda (Felis yaguarundi), el cunaguaro (felis tigrina), la discutida pantera negra de tamaño grande y la de tamaño pequeño.

El cunaguaro es quizás el más perseguido por su fina y cara piel; en cuanto a la pantera negra, además de los casos de melanismo, la de tamaño pequeño como de un metro de largo, los indígenas la ven formando pequeñas bandas en épocas de celo.

De los pequeños carnívoros podemos citar en primer lugar la casi extinguida nutria o perro de agua (Pteronura brasiliensis) de preciosa piel; sobrevive en muy pocos lugares, en vías de extinguirse. El cuchicuchi (Potos flavus), el zorro guache (Nasúa Nasúa), las comadrejas (Tayra bárbara), el hurán (Galictis vittata), el rabipelado (Didelphis opessum), zorros (Cerdocyon thous) y muchos más que forman un verdadero paraíso del reino animal. Un ejemplo muy raro es el perro de monte o perro mudo (Ictycion venáticus), sobreviviente autóctono casi desconocido.

Entre los edentados están los cachicamos, el gigante de más de un metro (Priodontes máximus), el común (Dasypus novemcintus). Tenemos el oso hormiguero palmero (Myrmecophaga tridáctyla), el osito melero (Cyclopes didáctylus).

Uno de los grandes mamíferos, la danta o tapir (Tapirus terrestris), ha sido exterminada en muchas partes de América y también en nuestro país, por su abundante carne muy apetecida; aún sobrevive protegida en las selvas intrincadas. También el mantí (Trichechus inungis) y el perrito de agua (Chironectes Variegatus).

Entre los porcinos tenemos los báquiros (Tagasu pecarí) y (Dicotyles tajacu), en cuanto a los ciervos vemos en alejadas sabanas y en la selva, algunas especies de venao que aún quedan. Hace unos 40 o más años podíamos admirar rebaños de venados caramerudos (Odocoileus virginianus) en las sabanas de Manapiare, Alto Parucito y La Esmeralda. Dento de la floresta aún podemos tropezar con algún ejemplar de matacán rojizo (Mazama Americana).

Grandes roedores de preciosa carne, los chigüires (Hidrochoerus hydrochaeris), el más grande de todos y la apetecida lapa (Agoutí paca); los picures de diversos tamaños como el amazónico gris ( Dasyprocta fuliginosa); sin dejar de citar el intocable puerco espìn ( Coendou prehensilis) y las inquietas arditas de color marrón, blanco, negro, etc., (Sciurus aestuans), (S. gilvivulgaris) y (S.. igniventris).

Generalizando los mamíferos, podemos incluir en estas líneas la extensa gama de los primates: marimonda o mono araña (Ateles belzebuth), araguatos (Alouatta senículus), capuchino del Orinoco (Chiporotes satanás), chucuto (Cacajao melano cephalus) machín (Cebus apella), viudita (Calllcebus torguatus), tití, el más pequeño (Saimiri Sciereus) mono de noche (Aotus trivirgatus) y el simpático e inteligente mono caparro (Lagothrix lagotricha) muy escaso en nuestro Amazonas, llamado “macaco barrigudo” en Brasil, donde si existe en mayor cantidad.

Aves: Un buen porcentaje de la avifauna de nuestro país, que ya es bastante numerosa se puede localizar en este estado. Aunque la mayoría son autóctonas de aquí, hay una limitada cantidad de ellas que son migratorias, casi siempre procedentes del Norte. A manera de muestra, citaremos sólo un pequeño número de ellas.

Entre las zancudas el garzón soldado de gran tamaño (Jabiru mycteria) de casi 1.50 m., gabán (Mycteria americana), garza blanca (Egretta albus), garza morena (Butorides striatu) y mucha otras de variados tamaños y colores, el corocoro rojo o ibis (Eudocimus rubra). Entre las palpípedas sobresale el pato real de buen peso (Cairina moschata), pato carretero (Neochen jubata), güirirí pico rosado (Dendrecygna autumalis).

Gallináceas de carne preciosa tendríamos el paují: (Mitú tormentosa) y (Crax alector), pavas úkira (Penélope jacquacu) y rajadora (Pipile pipile), guacharaca guayanesa (Ortalis motmot). Entre perdices tenemos la perdiz encrestada (Colinus cristatus). Persiz colorada (Odontophhorus gujanensis).

Abundantísimas y muy importantes son las diferentes especies de pájaros: minúsculos e inquieto colibríes (trochilidae); vistosos y estruendosos guacamayos, loros y pericos (Psittácidae); lechuzas de rostro triste y sombrío (Strigidae); tucanes voraces e inteligentes (Ramphastidae); laboriosos carpinteros (Picidae). Otros: gallito de roca (Rupícola rupícola), pájaro minero (Lipaugus vociferans), conotos negro (Psarocolius decumanus) y verde (P. Viridis), arrendajos (cacicus cela), moriches (Macroagelaius imthurni), gonzalitos (Icterus nigrogularis), turpiales (Agelaius icterocephalus), azulejos (Thraupis palmorum), verdines como 7 colores (Tangara chilensis), azulejo golondrina (tersina viridis). Rapaces con variedad de gavilanes; el más pequeño gavilán primito (Falco sparverius), el bello gavilán tijereta (Elanoides forficatus), el gavilán colorado (Busarellus nigricollis); entre las águilas el a.negra (Buteogallus urubitinga), tirana (Spizaetus tyrannus); para terminar mencionaremos la importante águila arpía ( Harpia harpyja), que dicen puede levantar hasta un niño pequeño, pues su vuelo es poderoso y sus garras muy grandes y fuertes; de cerca es imponente con su mirada penetrante.

Reptiles: Mencionando los reptiles, empezaremos por el gran caimán del orinoco (Cocodrilus intermedius), ya extinguido, que podía medir unos 4 metros de largo; queda aún la baba (Cocodrilus cocodrilus), caimán pequeño que está siendo exterminado para comerciar con su piel. Recordamos el mato real (Ameiba ameiba), las feas iguanas (Iguana iguana).

Entre las serpientes se destaca la anaconda o culebra de agua (Eunectes murinus), puede crecer hasta unos 19 metros; siguen las tragavenado o boas (Boa constrictor) de unos 5 metros de largo. Ellas completan una larga lista de oficios no venenosos, al lado de un limitado número de especies venenosas muy conocidas, como serían la mapanare (Bothrops atrox), cascabel (Crótalus terríficu), cuaima piña (Lachesis muta).

Batracios: Encontramos de gran tamaño como el zarando (Bufo marinus), raros como el áparo o pipa (Pipa pipa), el sapito bilingo cuya bellísima piel es venenosa (Dendrobates leucomelas), el sapo cuaima (Ceratophrys calcarata), del cual el vulgo dice que muerde como la culebra, la rana cornuda (Ceratophrys cornuta).

QUELONIOS: Tenemos una gran variedad: el lento y común morrocoy de abultada caparazón (Geochelone denticulatta), anfibios como el galápago (Kinsternorn scorpioides), terecay (Podocnemis unifilis), cabezón (Phrynops gibbus), pero el de mayor importancia y tamaño es la cèñebre tortuga del orinoco o Arrau (Podocnemis expansa), en vísperas de desaparecer, debido a la implacable persecución que se le hace desde siglos. No debemos dejar de nombrar la mimética matamata (Chelus finbriata).

 

PECES: Citaremos sólo los de mayor importancia por sus carnes: el gigante valentón o laulau (Brachyplatystoma ssp.), bagre rayado (Pseudobratystoma faciatus), cajaro (Fractorephalus hemiliópterus, morocoto (Colossoma ssp), palometa (Metynnis argenteus), pámpano (Myloplus shomburkii), caribe azul (Serrasalmus scapularis), payara (Hydrólicus scomberoide), curbina (Sciena amazónica), y el de carnes más finas, el pavón. Aunque de carne poco apetecida tenemos el peligroso y hasta ahora inútil temblador (Gymnotus eléctricus) famoso por el potencial eléctrico de su cuerpo, capaz de matar a una persona o a cualquier animal. Hemos visto ejemplares de 1,60 mt. aunque pueden crecer hasta 2 metros.

Existen en los pequeños caños y numerosas lagunas de la región, variadísima cantidad de preciosos peces ornamentales poco conocidos, pero de singular belleza. Los vemos cruzar las aguas cristalinas y esconderse en las innumerables plantas acuáticas que adornan el húmedo paisaje. Los admiramos en las pecera de Caracas y otras capitales, distribuidos por grandes negociantes internacionales de peces decorativos.

Muchos de estos peces son capturados por los naturales de estas regiones fronterizas y sacados a los países vecinos para ir a engrosar el mercado internacional. Después algunos son distribuidos para Venezuela y entran como especies exóticas, dado el poco conocimiento que tenemos aquí de nuestra propia ictiofauna.

La explotación planificada y racional de la pesca viva ornamental, podría llegar a constituir un factor importante de desarrollo en estos rincones del país. Del Biólogo Alvaro Cortez “Informe Preliminar sobre los peces del T.F.A.” copiamos: “...Por otro lado se tiene que este último renglón pesquero está siendo explotado ampliamente dentro de la gran cuenca amazónica por parte de Colombia y Brasil, y representa uno de los principales fundamentos de en la economía de ciertas poblaciones como: Leticia, Puerto Carreño, Puerto Inírida y Puerto Gaitán, en Colombia, así como el famoso Acuario Río Negro en Manaus, Brasil”. Nosotros agregamos que también en Iquitos, Perú, sobre el río Amazonas, es muy floreciente este negocio de peces ornamentales.

Según los estudios ictiológicos realizados en este estado, ya podemos nombrar algunos de los pequeños peces detectados: Pez Hoja (Monocirrhus polyacanthus), Cuchillo (Gymnotus carapo), Neón tetra (Hyphessobry sp.), Sierra rayada (Platydoras armatulus), Curito (Hoplostarnum Orinocoi), Anguilla (Synbranchus marmoratus), Escalar (Pterophyllum altum), Aguja (Potamorrhhis guianensis), Pámpano (Myloplus schomburkii) y otros más como viejas, sardinas, etc.

Insectos: Yakiranazo Yakiramboia: (Lanternaria phosphorea).A medida que se abran vías de comunicación, se abrirán también renglones de explotación comercial con los recursos naturales de esta apartada y desguarnecida región. Pero causa preocupación cuando se piensa que los comerciantes en productos forestales o naturales, no tienen espíritu ni conceptos conservacionistas. Aunque todos estos recursos naturales enumerados en páginas anteriores se clasifican como renovables, nunca es suficiente repetir las preocupaciones que para su eficiente conservación deben tomarse.

Una de las formas de ayudar a cuidar y preservar la fauna silvestre, sería incrementar la cría con fines alimenticios, incluyendo la cría de animales autóctonos que se ha probado se multiplican en cautividad, como babos, venados, chigüires, patos, perdices, etc.-

Desde Venezuela Turismo y Travel en Amazonas Venezuela
Henrik Bratfeldt
Author y Photografer
The best is yet to come!

ImprimirCorreo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

logo_secretaria_de_turismo_amazonas

gobernacion_del_estado_amazonas

hama_hua_arewe

 

fundaviba

 

Descubrimientos

el templo

Descubrimientos en Amazonas. El Mi linde Expedicion en 2009 (el templo sagrado)… Mas..

 

Nuevo Destinos

userimage Nuevo Tours y Actividades en el sur de Venezuela
Mas