0 users and 168 guests online

Parque Duida Marawaca

: ***** (0, 0 Votes)

duida1En la parte Suroeste del estado Amazonas y Este del Municipio Atabapo, forma parte del Municipio Autónomo Alto Orinoco, están situados el macizo del Duida y la Serranía del Marawaka, unidos por una especie de gran corredor o mejor depresión semiplana elevada. Este parque abarca una superficie de 210.000 hts. Limitado por los ríos Orinoco al Sur, Cunucunuma al Oeste y Norte, Padamo al Este. Al Norte está el cerro-tepuy Wachamakare con una elevación de 1.700 mts. s.n.m., el cual deberá estar integrado a este Parque porque forma parte del mismo ecosistema.

Entre las varias elevaciones del Marawaka la mayor tiene 2.900 mts. s.n.m.. En cuanto a los 3 picos o elevaciones del Duida, la mayor es de 3.200 mts.. Refiriéndonos a la superficie ocupada por la planta del Duida, ésta es de 1.300 km² y la del Marahuaka o Marawaka es de 1.240 Km². Ambos pertenecen al Escudo Guayanés, una formación geológica cuya edad está estimada en unos 1000 millones de años. Una particularidad de estos tepuyes en su superficie es que en algunas partes están surcados por angostas y profundas grietas, hasta de unos 50 mts. de profundidad más o menos. De su fauna y flora podemos imaginarnos la inmensa cantidad de especies nuevas para la ciencia, a la espera de botánicos entomólogos, ictiólogos y biólogos en general que las identifiquen.

En la falda Sur del Marawaka existe uno de los sitios sagrados mas cuidados por los aborígenes; es la “Cueva del Anakaka”, donde crece una gramínea gigante, con tallos fuertes de unos 5 mts. de alto. Su interior es un tubo liso, sin divisiones, que lo utilizan para colocarlo en la parte interior del tubo “mbi” de la cerbatana, por donde se deslizan los dardos mortales. Los Yekuana la llaman curata.

Según el famoso botánico Basset Mc Guire, la identifica como Amphiphyllum Marahuacaea. Es propicio recordar que McGuire escaló el Huachmacari acompañado de W. Phelps y con éste mismo escaló La Neblina, donde el pico más alto se bautizó con el nombre del meritorio científico ornitólogo Willian Phelps. También McGuire remontó el Orinoco, permaneciendo algún tiempo en la aldea indígena de Platanal, (Magicoro-teri).

El autor pudo visitar en compañía de Yekuanas y Yanomamis (Shirihianas) la mágica cuenca, que es un enorme socavón natural. Los Yekuanas recolectaron unas cuantas curata, según las instrucciones del chamán que nos acompañaba. En gran parte del recorrido por esta sagrada región, durante varios días, se sucedían tormentas eléctricas principalmente. Los amigos guías y acompañantes me explicaban que era el dios Wanadi que nos mostraba su disgusto por nuestra permanencia allí. Pensé que ese dios tiene muy mal carácter, pues los rayos y truenos nos acompañaron siempre.

Podemos decir que el Marahuaka no pudo ser escalado a pié. En el prólogo del libro “Marahuaka”, el sabio Dr. Anduze nos recuerda: “Podemos recordar en el año 1969 a Walter Bonatti y Edgar González Niño, quienes con 4 waikas y 4 Makiritares, intentaron alcanzar la cumbre, llegando sólo hasta una altura aproximada de 1000 mts., hasta la llamada cueva de Anakaka. Hicieron otro intento Bonatti y González Niño, tres Makiritares y siete Waikas, en el año 1973, no pudiendo alcanzar la cumbre porque los pitones no agarraban en las paredes de arenisca, llegando hasta los 2000 mts. Aproximadamente, donde comienza el farallón”.

Este conjunto de tepuyes tienen para los habitantes naturales de esa región la gran importancia de ser la morada de sus dioses, por lo que podemos considerarla como el Olimpo Makiritare o Yekuana. Entre sus múltiples relatos mitológicos se destaca el del árbol de la vida o el árbol sagrado, el Marahuaka.

Entre las alturas de esta formidable mole nacen unas cuantas corrientes de agua que para llagar a la parte baja se desprenden en fantásticos saltos. Entre estos se destaca el Acudi que se desprende desde una altura de unos mil metros aproximadamente, durante la temporada de lluvias, pero al chocar en su caída con dos farallones, pierde continuidad, por lo que no ha sido posible decir que es mayor que el Churun Merú.

Al Duida-Marahuaka se lelga desde Puerto Ayacucho, remontando el Orinoco para entrar después por el Cunucunuma al Norte o por el Padamo al Este, navegándolo hasta sus cabeceras que están en las propias faldas del macizo. En La Esmeralda hay una pista grande y en la sabana de Culebra (o Belen) otra más pequeña. Cerca del rio Kurujiaca que cae al Padamo, hay una pequeña pista para avionetas en el sitio Dewateña. Otro recurso fácil para llegar a la cumbre es con el uso del helicóptero, puesto que tiene la ventaja que el piso de la cumbre es de vegetación rala, pero hay el peligro de los fuertes vientos y a veces la espesa neblina.

Más artículos...

logo_secretaria_de_turismo_amazonas

gobernacion_del_estado_amazonas

hama_hua_arewe

 

fundaviba

 

Descubrimientos

el templo

Descubrimientos en Amazonas. El Mi linde Expedicion en 2009 (el templo sagrado)… Mas..

 

Nuevo Destinos

userimage Nuevo Tours y Actividades en el sur de Venezuela
Mas